Recomendacion de una dieta

Por último, las dictas que muchas personas realizan por la recomendación de algún amigo o bajo la prescripción de su propio médico durante algunas semanas o incluso meses no pueden contribuir a solucionar el problema del exceso de peso, sino que pueden agravarlo todavía más. Este asunto lo trataremos en profundidad más adelante.

 En definitiva, cuando se trata de perder peso, no se puede olvidar que el organismo dispone de un mecanismo de autorregulación, denominado setpoint, que funciona como un freno de mano ante la pérdida continuada de peso. Cuando se ha ganado peso, ese set-point va situándose cada vez más arriba. Pero es que, además, la ganancia continuada de peso puede ir deteriorando los mecanismos de frenado del cuerpo frente al incremento del peso. Además de estos condicionantes biológicos, también existen otros factores de tipo psicológico y social que pueden llevarnos a maniobras muy contraproducentes para el control del peso. En el siguiente capítulo nos ocuparemos de ellos.

Aunque pueda parecer una contradicción, la realidad es que la presión social que se ejerce a favor de la delgadez y en contra del sobrepeso puede ser, posiblemente, una de las dificultades más importantes para conseguir la pérdida de peso y explicar la tendencia creciente a ganarlo entre la población general. La razón no es otra que para adelgazar se promueven toda la clase de métodos inefectivos que, a la larga, pueden provocar el efecto rebote que ya hemos mencionado.

Además, el adelgazamiento puede llegar a generar una gran tensión emocional en muchas personas que temen no sólo el sobrepeso, sino no estar nunca suficientemente delgadas. Esa presión social queda perfectamente ilustrada en los estereotipos sobre el cuerpo. En nuestra cultura dichos estereotipos están directamente relacionados con el volumen del cuerpo y los kilos . Las atribuciones que se hacen sobre la delgadez constituyen la lista de valores positivos más importantes de la sociedad occidental actual, como son el control, el atractivo o el éxito. Por el contrario, el sobrepeso se asocia a la carencia de esos valores. Además, a las mujeres en general se las juzga de un modo más negativo que a los hombres, y, por si ello fuese poco, estas valoraciones tan críticas con el exceso de peso son compartidas por toda la población, incluidas las personas con sobrepeso. Es decir, las personas que lo sufren probablemente también han interiorizado esos estereotipos.

entrenamiento muy turbulentoNos hemos convencido de que la delgadez es consecuencia de un ejercicio de control que la persona ejerce sobre su cuerpo y otros ámbitos de su vida y que por ello tiene abierto el camino del éxito, la popularidad y el atractivo interpersonal. A la inversa, la imagen negativa de las personas con exceso de peso, y que las propias personas obesas pueden llegar a tener de sí mismas, se debe fundamentalmente a la atribución de la responsabilidad personal en el exceso de peso. El exceso de peso se considera una consecuencia directa del modo de comer de la persona. Comer mucho, sin control o comer para compensar otras carencias que son lascausas reales de la obesidad. No es de extrañar entonces las personas que en algún momento de su vida han perdido peso pero lo han recuperado sean valoradas más negativamente que las personas cuya obesidad es atribuida a un problema médico. Si se ha perdido peso y se vuelve a recuperar, parece estar delatándose esa falta de control sobre uno mismo.

Recomendacion de una dietaultima modifica: 2014-03-10T23:58:00+00:00da menoskilos
Reposta per primo quest’articolo

Lascia un commento