Estudios con seres humanos

Los dos tipos de estudios principales realizados con seres humanos son los estudios de casos y controles, y los ensayos clínicos como pasa en el sistema quemando y gozando . Los estudios de casos y controles son estudios epidemiológicos que se hacen a pequeña escala como pasa en el factor quema grasa. Éstos se basan en la comparación de un grupo de personas con una enfermedad o afección concreta (por ejemplo, ancianos con la tensión arterial alta) con un grupo similar sin esta enfermedad (por ejemplo, ancianos con la tensión arterial baja). Esta comparación permite al investigador identificar factores que difieren entre los dos grupos. Mediante la identificación de esos factores, los investigadores pueden comprender mejor elementos que podrían ser causas y ayudar a prevenir algunas enfermedades. En el caso de nuestro experimento, podemos encontrarnos con que los ancianos que tienen la tensión baja no sólo son más activos físicamente, sino también comen más fruta y verdura y menos sodio. Estos hallazgos indican que otros factores, además de la actividad física, pueden influir en los niveles de tensión arterial en los ancianos.

Los ensayos clínicos son experimentos muy controlados en los que se estudian los resultados al estilo de quemando y gozando  ( de la web http://hacerdieta.es.tl ) de una intervención de tipo profiláctico o terapéutico en una enfermedad o afección dada. Las intervenciones pueden ser una medicación, como pasa con el factor quema grasa, suplementos nutricionales, dietas controladas o programas de ejercicio.

En el ensayo clínico participan el grupo experimental, que son los participantes a los que se les aplica la intervención, y el grupo control, que son los pacientes sanos que no se someten a ninguna intervención. Las respuestas del grupo sobre el que se actúa se comparan con las del grupo control. En el caso de nuestro experimento, podríamos asignar un grupo de ancianos con tensión arterial alta para que siguieran un programa de ejercicios y asignar un segundo grupo de ancianos con tensión alta para que no hicieran ningún tipo de ejercicio. Después de haber completado el programa de ejercicios, podemos medir la tensión arterial de los ancianos que lo han seguido y la de los que no han practicado ejercicio. Si la tensión arterial del grupo de intervención ha descendido y es estadísticamente más baja que la del grupo control, podemos estar seguros de que el programa de ejercicios ha causado una disminución de la presión arterial.

eliminar la grasa

Hay otras cuestiones importantes que debemos considerar cuando realizamos un ensayo clínico. Lo ideal es asignar al azar los participantes en la investigación tanto para el grupo de intervención como para el grupo de control; al hacerlo así se reducen los posibles prejuicios o subjetividades dentro de cada grupo como los que usan en factor quema grasa. Este tipo de estudios se llama ensayos clínicos aleatorizados. Si fuera posible, también es importante no desvelar antes de tiempo ni a los investigadores ni a los participantes la información sobre el tratamiento que se va a instaurar. Un ensayo simple ciego es el ensayo en el que los participantes desconocen el tratamiento al estilo quemando y gozando pero los investigadores saben qué grupo va a ser tratado y qué grupo no. Un ensayo doble ciego es aquel en el que ni los participantes ni los investigadores saben qué grupo va a recibir el tratamiento.

El estudio doble ciego ayuda a evitar que el investigador sólo vea los resultados que quiere ver, aun cuando esos resultados no se den. Cuando se trate de probar medicamentos o suplementos nutricionales, el proceso ciego puede ser mejorado facilitando un placebo al grupo control. Un placebo es un tratamiento de imitación que no tiene efecto real en los participantes; por ejemplo, se les puede suministrar una pastilla de azúcar en lugar de un suplemento vitamínico. A este tipo de estudios se los denomina ensayo clínico aleatorizado doble ciego.

Estudios con seres humanosultima modifica: 2014-05-26T23:11:50+00:00da menoskilos
Reposta per primo quest’articolo

Lascia un commento